top of page

Reduciendo la huella de carbono, claves para comprar de forma sostenible



Miami, 09/26/2023, (Johani Carolina Ponce/ Huella Zero).- El concepto de compras sostenibles se vincula estrechamente con la idea de la huella ecológica de los productos disponibles en el mercado. A menudo, las compras que hacemos, desde ropa y electrodomésticos hasta artículos de baño y juguetes, involucran el uso de recursos naturales como tierra, agua y combustibles fósiles a lo largo de su ciclo de vida. A menos que estemos comprando productos que realmente contribuyan a la absorción de carbono atmosférico, como la plantación de árboles, es esencial reconocer el impacto ambiental inherente de nuestras elecciones de compra.


En diversas situaciones, la elección más amigable con el medio ambiente consiste en la inacción. A menos que la compra de un artículo suponga una mejora sustancial con respecto a lo que ya tenemos, como, por ejemplo, cambiar un vehículo antiguo y de alto consumo de

gasolina por uno eléctrico.


Como parte de una nueva ley federal en materia de clima, impuestos y salud, el gobierno de

Estados Unidos puso en marcha un plan para brindar nuevos créditos fiscales a los compradores de vehículos eléctricos. Más información en este enlace https://www.irs.gov/credits- deductions/credits-for-new-clean-vehicles-purchased-in-2023-or-after


Es más aconsejable considerar la renovación o reutilización de los objetos que ya posees en

lugar de aumentar tu inventario. En vez de adquirir rollos de papel toalla, puedes cortar antiguas camisetas y usarlas como paños. Done libros y juguetes que tu familia ya no necesite a niños más jóvenes de tu comunidad. Así, puedes establecer tu propia "economía circular"; tanto en tu entorno local como en tu hogar.


Cinco maneras de determinar si un producto es respetuoso con el medio ambiente


Cualquier persona puede emplear términos como eco-amigable, verde, completamente natural, amigable con la Tierra, derivado de plantas, orgánico (aunque no esté certificado como tal) y no tóxico, pero esto no garantiza que sean veraces. La clave está en buscar certificaciones de terceros que respalden la sostenibilidad y la amigabilidad ecológica de los productos en cada categoría. Iniciativas como el Proyecto Sin OMG verificado, el Certificado de Comercio Justo, el Orgánico del USDA, la verificación del Grupo de Trabajo Ambiental (EWG), B-Corp y Made Safe son excelentes puntos de partida.


1. Afinando su sensibilidad a las fragancias

Las empresas están legalmente autorizadas a ocultar una serie de productos químicos bajo la

etiqueta genérica "fragancia" o "parfum" en sus productos, algunos de los cuales pueden tener efectos perjudiciales para la salud. Es recomendable considerar la compra de productos de belleza de marcas que divulguen completamente los ingredientes de sus fragancias.


2. La seguridad ante todo

Cuando se trata de productos de cuidado personal, usted está particularmente expuesto a

diversas sustancias químicas, y estas exposiciones se acumulan con cada producto cargado de químicos que utiliza. Muchos de estos productos dejan residuos químicos en su cuerpo,

conocidos como carga corporal química, que pueden detectarse en la sangre, la orina y la leche materna. Aplicaciones como Clearya, Think Dirty y Skin Deep pueden ayudar a evaluar la seguridad y toxicidad de los productos. Además, certificadores como Made Safe y EWG Verified califican la seguridad de sus productos de cuidado personal.


3. Juzgar un producto por su envase

Una forma de evaluar la eco-amigabilidad de un producto es considerar su impacto ambiental a lo largo de su ciclo de vida. Un artículo que se fabrica, empaqueta y puede desecharse de manera ecológica es más probable que sea considerado ecológico en comparación con una alternativa. El uso de envases reciclables o compostables es un indicador prometedor de que la empresa se toma en serio su compromiso con el medio ambiente.


4. Mirar más allá de la imagen

Muchos productos intentan dar la impresión de ser respetuosos con el medio ambiente mediante envases decorados con imágenes de hojas y plantas. Sin embargo, es importante no dejarse llevar por la estética visual. Un envase de aspecto verde que termine en un basurero sigue siendo una carga ambiental.


5. Investigue a fondo

Realice una investigación exhaustiva y busque autenticidad. Investigue si la postura ecológica

de una empresa coincide con su imagen de marca. Mantenga un escepticismo saludable, ya que las empresas a menudo destacan datos ambientales positivos de sus productos mientras evitan mencionar prácticas cuestionables.

bottom of page